• Menu
  • Menu
Close

El lado secreto de la vida amorosa de John Travolta

Habiendo sido una leyenda de Hollywood durante las últimas décadas, el nombre de John Travolta es muy reconocido en la industria. Por desgracia, su tiempo apartado de nuestras pantallas no siempre ha sido lo mejor, por la descorazonadora vida amorosa de John Travolta.

Diana Hyland y John Travolta se enamoraron mientras grababan ‘El Niño de la Burbuja de Plástico’

‘El niño de la burbuja de plástico’ fue un drama romántico que ayudó a apuntar el nombre de John Travolta en el mapa. El actor era un veinteañero en ese momento y no pasó mucho tiempo antes de que llamara la atención de muchas personas gracias a sus increíbles habilidades interpretativas. Por suerte, todo el duro trabajo y esfuerzo merecieron la pena, porque esta película fue un gran éxito y todavía está considerada un clásico hasta la fecha.

Diana Hyland y John Travolta se enamoraron mientras grababan El niño de la burbuja de plástico
Fuente: WireImage

John no solo se llevo del set una impresionante reputación. Resultó que le había echado el ojo a la actriz Diana Hyland, que interpretó a su madre en la película. Aunque había una diferencia de 18 años entre las dos estrellas, algo difícil de negar es que conectaron de manera instantánea y que ella empezó a formar parte de la vida amorosa de John Travolta.

Al grabar Fiebre del sábado, John Travolta tuvo que dejar atrás a su amor

Con los años, muchos han olvidado que John Travolta no debutó como actor en las películas. De hecho, el actuó en el escenario, antes de conseguir un papel destacado, en la telecomedia ‘Welcome Back, Kotter’, en la que interpretó al personaje Vinnie Barbarino. De manera instantánea se convirtió en uno de los actores favoritos de los fans, pero tendrían que despedirse pronto del actor cuando John puso su mirada en la pantalla grande.

Al grabar Fiebre del sábado, John Travolta tuvo que dejar atrás a su amor
Fuente: Paramount Pictures

El programa pareció no disgustarse al dejar que John se tomara un descanso de su trabajo para trabajar en la película dramática de baile ‘Fiebre del sábado por la noche’. Solo había un problema: grabar una película significaría que John tendría que dejar atrás a Diana. Por suerte, consiguieron que su relación funcionara pasando horas y horas hablando por teléfono cada noche.

Nadie sabía que Diana Hyland perdería su vida hasta dos semanas antes de que falleciera

Puede ser complicado saber quien está destinado a perder su vida. Más difícil puede ser aún cuando uno está lejos de sus seres queridos y estos se enteran de que solo le quedan dos semanas de vida. Trágicamente, este fue el caso de Diana Hyland. El mundo sabría más tarde que poco después de filmar ‘El niño en la burbuja de plástico’, la actriz se había sometido a una mastectomía para tratar de controlar su cáncer de mama.

Nadie sabía que Diana Hyland perdería su vida hasta dos semanas antes de que falleciera
Fuente: Getty Images

Aunque la cirugía fue todo un éxito, el cáncer se volvió a reproducir más tarde, además se había extendido. John Travolta sabía que necesitaba estar ahí, por lo que dejó ‘Fiebre del Sábado Noche’ para estar junto con Diana. Más adelante, el actor confesó a la revista People que Diana no tenía ni idea de que iba a perder la vida “seguro hasta dos semanas antes”.”

Diana Hyland exhaló su último aliento en los brazos de John Travolta

Aprender sobre el cáncer fue algo que estuvo a punto de cambiar la vida amorosa de John Travolta en más de un sentido. Para empezar, de repente se dio cuenta de que estaba a punto de perder el único amor verdadero de su vida. Luego, John se vio obligado a tomar algunas decisiones difíciles relacionadas con su carrera. Dejar ‘Fiebre del sábado noche’ supuso un gran riesgo, ya que él estaba a medio grabar la película.

Diana Hyland exhaló su último aliento en los brazos de John Travolta
Fuente: WireImage

Sin embargo, John sabía que no había manera de que pudiera permanecer lejos de Diana, sobre todo después de declarar a la revista People que “se divirtió más con Diana” que nunca. Parece ser que la pareja estuvo caminado por el jardín el día antes de que Diana muriera. El día 27 de marzo del año 1977, John sostuvo en sus brazos a Diana, de 41 años, y “sintió cómo se quedaba sin aliento”.

John Travolta y Diana Hyland tenían varios planes para su futuro

Perder a Diana Hyland fue una cosa. Aprender cómo arreglárselas sin el amor de su vida a su lado fue otra. Las cosas se tornaron todavía más trágicas cuando el actor continuó hablando sobre todos los planes que tenía la pareja para su futuro. Para empezar, John declaró a la revista People que él “eligió una casa” que planeaban comprar en cuanto terminara de trabajar en la película.

John Travolta y Diana Hyland tenían varios planes para su futuro
Fuente: Newtonjohn.blogspot

Incluso él tenía planes de pedir la mano de Diana en matrimonio, pues confesó “es muy posible que me hubiera casado con ella”. John y Diana incluso tenían planeado viajar a Río cuando él terminara de grabar ‘Fiebre del sábado noche’ y el actor hizo honor a sus vacaciones vistiendo el traje blanco que ellos habían elegido juntos para el funeral de Diana.

Diana Hyland fue la persona que inspiró al actor a unirse a la iglesia de la Cienciología

John Travolta lleva vinculado a la Iglesia de la Cienciología muchos años y es uno de nombres más importantes asociados con esta religión. No está solo, personas como Tom Cruise, Kirstie Alley y Leah Remini también pasado tiempo en esta iglesia. Sin embargo, la Cienciología ha resultado bastante controvertida con el paso de los años.

Diana Hyland fue la persona que inspiró al actor a unirse a la iglesia de la Cienciología
Fuente: Getty Images

Para empezar, realmente nadie sabe mucho sobre esta religión o lo que sucede allí a puerta cerrada. Pero esto no impidió que John se apuntara y él añadió que Diana podría haberlo inspirado para hacerlo. Se dice que Diana y John ya habían hablado sobre la posibilidad de unirse a la Iglesia de la Cienciología antes de que ella perdiera la vida, él decidió que sería un honor cumplir sus deseos.